7 razones para pagarle a un fotógrafo profesional


Hay muchas buenas razones para contratar a un fotógrafo profesional para capturar su boda, evento u ocasión especial en lugar de depender de un amigo o familiar para hacerlo, incluso si tienen una cámara sofisticada.

Busque al mejor fotografo de inmobiliaria en Barcelona, le recomendamos a Chris Prana un fotógrafo con mucha experiencia en este rubro, así como también lo requieren como fotografo de interiores

Aquí hay solo siete de ellos:

1 vez

El tiempo es un ingrediente clave para producir buenas imágenes y cuando le pagas a un fotógrafo profesional, una cosa de la que casi puedes estar seguro es que obtendrás más tiempo de lo que obtendrías de un amigo o familiar. El fotógrafo, antes de la sesión de fotos, pasará un tiempo en una sesión previa, reunión o entrevista con el cliente, visitará el lugar si aún no lo conoce y luego, en la preparación final, se tomará un tiempo para seleccionar, limpiar y verificar el equipo. necesario. Después de la sesión, el fotógrafo profesional se tomará el tiempo para verificar, ayudarlo a elegir, procesar y luego presentar sus imágenes. Al final de este proceso, el fotógrafo exigente se tomará el tiempo para asegurarse de que el cliente esté satisfecho con el resultado final.

Al igual que el buen hágalo usted mismo, una buena fotografía consiste en una buena preparación. Por lo tanto, el fotógrafo profesional habrá tomado un tiempo considerable de muchos años para perfeccionar su: -

2. Artesanía

A menudo es tentador pensar en la fotografía como una habilidad simple. Después de todo, cualquiera puede tomar una fotografía, ¿verdad? Esto puede ser cierto y seguro, con cámaras automáticas que manejan el enfoque de la lente y los ajustes de exposición por usted, incluso la persona más inexperta podrá tomar buenas fotografías.

Un fotógrafo profesional no dependerá de la configuración automática de la cámara para tomar las fotografías a menos que sepa que las condiciones son favorables para usarlas, e incluso entonces es más probable que use uno de los modos automáticos semiautomáticos de la cámara. ¿Porque es esto importante? Simplemente porque las cámaras automáticas pueden evaluar fácilmente la cantidad de luz reflejada por una escena y establecer su propia exposición, pero la cámara no sabe realmente qué tan brillante debe ser la escena, por lo que una cámara puede producir una imagen más clara al fotografiar una escena. escena oscura y una imagen más oscura al fotografiar una escena clara. El promedio que utiliza la cámara puede llevar fácilmente a que los sujetos queden subexpuestos o sobreexpuestos.

La medición de las cámaras será adecuada para la mayoría de las situaciones, pero considere a una novia con un vestido blanco en contraste con el escenario oscuro de una iglesia. La cámara en la configuración automática promediará la escena y generará una exposición que no permite el hecho de que la configuración de la iglesia sea más oscura de lo normal. Esto da como resultado que los detalles del vestido de las novias estén sobreexpuestos y, por lo tanto, no sean visibles en las imágenes finales.

Por eso digo que elegir a un amigo o familiar para tomar fotografías de una ocasión especial o un evento importante es una apuesta. ¡Y eso sin mencionar la composición de la imagen o la técnica de iluminación! Un área donde la diferencia entre fotógrafos sin experiencia y profesionales es aún más significativa.


3. Equipo

Una cámara dSLR de consumo: lo suficientemente buena por derecho propio para un aficionado, no diseñada para un profesional exigente. A menudo se dice, cuando se toman buenas fotografías, que lo más importante es la persona que las toma. Después de todo, una buena comprensión de la fotografía y un buen nivel de creatividad son los principales activos a la hora de crear buenas fotografías de forma constante. Sin embargo, eso no quiere decir que el equipo que utiliza un fotógrafo no sea importante. De hecho, a la hora de contratar a un fotógrafo profesional, seguramente debería estar tranquilo con el hecho de que tienen el equipo adecuado para hacer el trabajo, incluso en las condiciones más adversas.

Las cámaras profesionales y los objetivos profesionales se fabrican con estándares más altos que sus homólogos de consumo. Esto no solo significa que ofrecen mejores resultados, especialmente en condiciones de poca luz, sino que también significa que son más resistentes a la carga de trabajo diaria. Los fotógrafos profesionales llevarán una gama más amplia de equipos para crear una gama más amplia de imágenes en una gama más amplia de condiciones. También sabrán cómo mantener mejor su equipo para que permanezca en óptimas condiciones para que la calidad de la imagen nunca se vea comprometida.

4. Fiabilidad

Hablar de equipos de fotografía profesional conduce muy bien a la confiabilidad. Esto, por un lado, significa tener un equipo confiable y, por el otro, planes de contingencia para el transporte a un lugar y enfermedad.

Cuando hablamos de confiabilidad, estamos bordeando un pequeño campo minado cuando se trata de pedirle a un amigo o familiar que fotografíe su boda, celebración, evento u ocasión especial. El fotógrafo profesional no consideraría la idea de aparecer en una boda sin al menos una cámara de repuesto. De hecho, disparará continuamente a lo largo del día con dos cámaras y aún tendrá una tercera en su equipaje. Los fotógrafos profesionales tendrán una gama de lentes de repuesto para que puedan continuar tomando las fotografías que esperaría en el caso de que su zoom estándar presentara una falla. Esta es una de las razones por las que llevo un juego de lentes de focal fija en diferentes distancias focales, aunque rara vez los uso. Los fotógrafos profesionales llevarán una cantidad significativa de baterías de repuesto, pistolas de flash de repuesto, incluso una gran cantidad de tarjetas de memoria de repuesto. No sirve de nada llenar una tarjeta de memoria grande en el transcurso de un día de grabación solo para descubrir que se ha corrompido al final del día. Los fotógrafos profesionales cambiarán regularmente a una tarjeta de memoria recién formateada en cada punto clave durante un evento para evitar este escenario. Los fotógrafos profesionales se asegurarán de realizar una copia de seguridad de las fotografías que hayan tomado lo antes posible para que siempre puedan recuperarse en caso de falla o corrupción. Muchos fotógrafos también mantendrán esas imágenes archivadas de manera resistente durante muchos años después de un evento, lo que permitirá el reemplazo de los productos fotográficos suministrados a los clientes si es necesario. s disparar solo para descubrir que se ha corrompido al final del día. Los fotógrafos profesionales cambiarán regularmente a una tarjeta de memoria recién formateada en cada punto clave durante un evento para evitar este escenario. Los fotógrafos profesionales se asegurarán de realizar una copia de seguridad de las fotografías que hayan tomado lo antes posible para que siempre puedan recuperarse en caso de falla o corrupción. Muchos fotógrafos también mantendrán esas imágenes archivadas de manera resistente durante muchos años después de un evento, lo que permitirá el reemplazo de los productos fotográficos suministrados a los clientes si es necesario. s disparar solo para descubrir que se ha corrompido al final del día. Los fotógrafos profesionales cambiarán regularmente a una tarjeta de memoria recién formateada en cada punto clave durante un evento para evitar este escenario. Los fotógrafos profesionales se asegurarán de realizar una copia de seguridad de las fotografías que hayan tomado lo antes posible para que siempre puedan recuperarse en caso de falla o corrupción. Muchos fotógrafos también mantendrán esas imágenes archivadas de manera resistente durante muchos años después de un evento, lo que permitirá el reemplazo de los productos fotográficos suministrados a los clientes si es necesario. Los fotógrafos profesionales se asegurarán de realizar una copia de seguridad de las fotografías que hayan tomado lo antes posible para que siempre puedan recuperarse en caso de falla o corrupción. Muchos fotógrafos también mantendrán esas imágenes archivadas de manera resistente durante muchos años después de un evento, lo que permitirá el reemplazo de los productos fotográficos suministrados a los clientes si es necesario. Los fotógrafos profesionales se asegurarán de realizar una copia de seguridad de las fotografías que hayan tomado lo antes posible para que siempre puedan recuperarse en caso de falla o corrupción. Muchos fotógrafos también mantendrán esas imágenes archivadas de manera resistente durante muchos años después de un evento, lo que permitirá el reemplazo de los productos fotográficos suministrados a los clientes si es necesario.

Al planificar su llegada para un evento o compromiso de filmación, los fotógrafos profesionales concienzudos harán un esfuerzo adicional para asegurarse de llegar a tiempo, partiendo el día anterior si el compromiso se encuentra a una distancia considerable de su base. Si un fotógrafo experimenta una enfermedad repentina o un duelo cuando debe asistir a un evento especial, como una boda, a menudo tendrá una red de contactos fotográficos a los que puede recurrir para brindar contingencia. Estos contactos a menudo serán con los que su fotógrafo tenga un acuerdo, asegurándose, en la medida de lo posible, de que su evento especial aún esté cubierto y que ni la calidad ni el nivel de servicio se vean comprometidos.

5. Responsabilidad

Trabajar como fotógrafo "oficial" en un evento como una boda es una gran responsabilidad y, para una persona sin experiencia, puede ser bastante estresante. Si el fotógrafo inexperto no está en lo más mínimo un poco ansioso, entonces es posible que no se dé cuenta de la responsabilidad que tiene. Hay muchos momentos clave a lo largo del día, desde los preparativos nupciales hasta el primer baile en la recepción de la noche. El fotógrafo debe estar disponible, preparado y listo para capturar todas estas imágenes con los ajustes correctos ya marcados en la cámara. Tiene que permanecer completamente alerta durante todo el día; cuando un ojo mira a través del visor,

El fotógrafo profesional es consciente del día de la boda, ya que la pareja que se casa es a la vez ocupada y emocional y, a menudo, las fotografías tomadas les revelan el día a través de los ojos de un observador, lo que les permite notar detalles clave que no pudieron ver ellos mismos. Lo mismo ocurre con el padrino, los acomodadores, las doncellas y la familia inmediata de los novios, que tienen su parte que desempeñar.

El amigo o familiar al que se le pide que tome fotografías en realidad sacrifica su invitación a asistir a la boda como invitado porque su día lo dedicará a realizar lo que, si se ejecuta correctamente, es un trabajo muy exigente.

Lo mismo ocurre con muchos otros eventos y ocasiones especiales. A menudo, los anfitriones gastan una suma considerable en contratar y decorar un lugar, poner dinero detrás de la barra y también proporcionar refrigerios para que todos los asistentes pasen un rato agradable. Si ha invertido para hacer que un evento sea especial, ¿por qué no considerar pagar a un profesional para que registre la ocasión y le proporcione algo único para atesorarlo?

6. Perspectiva y presentación

Muy a menudo, el amigo de la familia o pariente puesto en la posición de "fotógrafo profesional" simplemente pasará las fotografías a los anfitriones o invitados de honor en cualquier evento especial dado, como imágenes en un CD. Por el contrario, un profesional podrá ofrecer una gama de productos terminados que van desde Photo-DVD con presentaciones de diapositivas de alta resolución hasta lienzos a gran escala pasando por álbumes de lujo completos y marcos de fotos diseñados para preservar la calidad de las impresiones durante un largo período de tiempo.

De hecho, el fotógrafo experimentado podrá recomendar productos basados ​​en su experiencia, alejándolo de proveedores que no son confiables ni en cuanto a calidad ni a servicio. Si ha solicitado un álbum, el fotógrafo estará pensando en el diseño del álbum incluso antes del evento enmarcando tomas que se complementarán cuando aparezcan en la misma página y ordenando las fotos para que le cuenten una historia al observador casual.
Si el evento especial es un bautizo o la celebración de una boda, el fotógrafo sabe que los productos fotográficos deben resistir el paso del tiempo para seguir estando presentables dentro de treinta, cuarenta o incluso cincuenta años. Por esa razón, demasiados fotógrafos optarán por el posprocesamiento y la presentación que realmente es atemporal, sujeto por supuesto a la consulta con los clientes.

No hay sustituto para la experiencia que gana un fotógrafo cuando ensambla productos y la diferencia que hace al fotografiar con ellos en mente. Mejor aún, el fotógrafo volverá a contar la historia de su día a través de los ojos de un observador imparcial.

7. Protección

Si todo sale mal, ¿qué protección tienes? Los fotógrafos profesionales no deberían operar sin seguro. Como mínimo, deben tener cobertura de responsabilidad civil de terceros, de modo que si hay un accidente en el que se produce una lesión o algo peor debido a las acciones de un fotógrafo, por ejemplo, un invitado que se tropieza con la pata de un trípode, es un recurso adecuado para la parte lesionada. Esto no quiere decir que la fotografía sea peligrosa (por lo general no lo es) y no quiere decir que los fotógrafos sean descuidados, pero sin embargo es importante tener esa tranquilidad. Además, los propietarios de muchos lugares insistirán en que cualquier persona que trabaje en nombre de su cliente tenga un seguro de responsabilidad civil adecuado.

El segundo tipo de seguro que debe tener un fotógrafo es un seguro de indemnización profesional. Este tipo de seguro brinda protección al fotógrafo en caso de que un cliente lo demande por incumplimiento de sus obligaciones profesionales.

Finalmente, un fotógrafo profesional habrá redactado un conjunto de términos y condiciones que dejarán en claro sobre qué base está trabajando para usted. También debe establecer las obligaciones del fotógrafo con el cliente y también las obligaciones del cliente con el fotógrafo. Es importante saber exactamente lo que está obteniendo cuando le pide a alguien que tome fotografías por usted, independientemente de si le está pagando. Si un fotógrafo no cumple con su obligación, los términos y condiciones pueden ser de inmenso valor en cualquier litigio potencial. Por último, si algún archivo de imagen electrónico va a cambiar de manos, sabrá de antemano lo que puede y no puede hacer con él en términos de derechos de autor y derechos de reproducción.

En conclusión

Al considerar si contratar o no a un profesional para capturar su ocasión especial, hay muchas buenas razones para hacerlo. Si su presupuesto no se ajusta a su presupuesto, entonces pida a un amigo, pariente, que tome fotografías. Sin embargo, si puede pagar a un profesional, es importante que comprenda lo que obtiene a cambio de la tarifa que debe pagar. Y eso debe ser algo que mejore la experiencia y el recuerdo de su ocasión especial, tanto en la preparación, el evento en sí y finalmente en términos de recibir algo después que sea llamativo y duradero para recordar la ocasión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Estafas Laborales

Chistes Monses - La colección original