Cuando deberias cambiar los amortiguadores


Los amortiguadores son vitales para el sistema de suspensión de cualquier vehículo, y permiten garantizar la seguridad en la carretera. Para comprar amortiguadores al mejor precio te recomiendo visitar el taller mecánico de Aurgi, porque allí encontrarás los amortiguadores que necesitas al mejor precio.

Unos amortiguadores en mal estado pueden producir una pérdida de control en las vías, y pueden provocar que algunos sensores no funcionen bien. Por esto, hoy hablaremos de todo lo que deberías saber sobre los amortiguadores y los motivos para cambiarlos.

¿Por qué se deben cambiar los amortiguadores?

Los amortiguadores tienen una influencia directa en el comportamiento de los frenos, la dirección y en la estabilidad de tu coche. Es decir, que si los amortiguadores no están en buen estado no podrás tener un buen control en tu vehículo. Esto puede ser un gran problema si conduces a velocidades elevadas, porque podrías sufrir accidentes causados por unos amortiguadores en mal estado.

También pueden influir negativamente en la distancia de frenado que pueda aumentar hasta un 35%. También pueden provocar un desgaste mucho más rápido en múltiples piezas de tu coche, incluyendo los neumáticos. Por este motivo, debes asegurarte de cambiarlos para que puedas tener un buen rendimiento.

¿Cuándo cambiar los amortiguadores?

Son varios los factores que afectan el correcto funcionamiento de un amortiguador, y que van produciendo un desgaste en el mismo. Lo mejor será realizar revisiones como un máximo de 20.000 kilómetros, en especial porque los daños en los amortiguadores no se pueden apreciar a simple vista.

Por lo general, el cambio de amortiguadores se debería hacer aproximadamente a los 65.000 kilómetros, sin superar nunca los 90.000 kilómetros. Además, debes asegurarte de cambiar los dos amortiguadores de cada eje al mismo tiempo, porque de lo contrario la firmeza del coche se puede ver afectada y causará problemas en la suspensión.

Signos de desgaste de los amortiguadores

Existen varios signos de desgaste de los amortiguadores, dentro de los cuales están:

·         Desgastes disparejos en los neumáticos

·         Aumenta la distancia de frenado

·         Es difícil controlar el vehículo en las curvas

·         Se presentan vibraciones en el volante

·         El vehículo es sensible al viento lateral

·         Se hunde el eje trasero al acelerar

·         Fugas de fluido hidráulico

Estos son los signos más comunes de que tus amortiguadores no están en buen estado y que requieren de un cambio. Si los cambias en los momentos indicados, podrás reducir significativamente el resigo de sufrir un accidente en las vías.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Estafas Laborales

Chistes Monses - La colección original