DETALLE

8 Luchas que solo un analista entendería

¿Piensas demasiado? Algunas personas afirman que es una bendición pensar demasiado, mientras que otros creen que es una molestia. Se preocupan demasiado sin razón aparente. Es por eso que termina dañando su salud.

Seguramente eres culpable de pensar demasiado una o dos veces. Todos lo somos. Es normal pensar cómo resolver una serie de problemas. Pero, el problema es que a menudo pensamos demasiado sin siquiera darnos cuenta. Aquí están los signos que prueban que eres un experto en pensamiento.

1. Estás emocionado cuando resuelves un problema
Tal vez tengas una teoría sobre el personaje de alguien, y en unas semanas, tu teoría se hará realidad. Entonces, de repente te sientes emocionado más allá de las palabras. O bien, tuvo una tarea difícil de completar durante mucho tiempo, y de la nada, encuentra la inspiración para completarla.

Estos son los momentos que experimenta un pensamiento excesivo.

2. Simplemente no puedes dejar ir
Te apegas a las cosas más simples, incluso recuerdos. Cualesquiera que sean los problemas que pueda enfrentar, siempre encontrará la manera de superarlos. Usted cree firmemente que hay una razón para todo. Y cada problema puede ser resuelto.

Cuanto más lo pienses, más te pondrá nervioso.

3. Odias la socialización superficial
Usted simplemente no puede soportar pequeñas conversaciones. No podría importarle menos el clima o lo que tenía para el almuerzo. De hecho, hay un montón de cosas interesantes que preferirías estar haciendo.

Lo que le gusta hablar es el significado de la vida y otras conversaciones profundas que lo inspirarán a pensar.

4. Todo tiene un significado
Cada vez que alguien hace contacto visual con usted en la estación de tren, pasará unos minutos analizando el motivo. O bien, criticaba a un colega en el trabajo, y no puede dejar de pensar si realmente era lo mejor que podía hacer.

Hagas lo que hagas, seguirás pensando en mil maneras en que podrías haberlo hecho mejor.

5. Siempre buscas más información
Cada vez que vea algo nuevo, querrá aprender más al respecto. Además, eres un ávido lector. Cada vez que aprendes algo nuevo, tu mente se vuelve hiperactiva y más curiosa sobre el mundo.

6. Siempre analizas a las personas
Cada vez que ves a alguien, comienzas a analizarlos. Te preguntas por qué tratan a las personas de la manera en que lo hacen, y cómo es su vida. Además, incluso la forma en que caminan puede revelar mucho sobre su personalidad.

Pero estar en espacios superpoblados puede ser extremadamente abrumador para ti.

7. Te encanta hacer cosas que calmen tu mente
Pensar demasiado seguramente puede agotarte. Es por eso que disfrutas haciendo cosas que calman tu mente. Lo que te gusta hacer es ejercitar, meditar, escribir y dar largos paseos. Estas actividades te dan paz y calman tu mente hiperactiva.

8. Piensas de más
Siempre es difícil para ti tomar una decisión. Simplemente no puede dejar de pensar en las decisiones que debe tomar y cuál es la mejor acción a tomar. Para arreglar todo, debe elegir una opción y atenerse a ella. Además, es importante que no mires atrás.

Comentarios

TEMAS CALIENTES