domingo, 28 de agosto de 2016

Despedir a un viejo amigo de viaje

Cuando somos jóvenes lo primero que queremos hacer cuando cumplimos la mayoría de edad es enseguida sacarnos el carnet de conducir, vemos a todos nuestros amigos apuntados a la autoescuela como si se acabara el mundo y pensamos que nosotros no vamos a ser menos. Aparte de saber lo bien que nos lo vamos a pasar de acá para allá con nuestro nuevo vehículo ligando un montón y disfrutando de la vida. Y es que es la pura verdad a mí me pasó, yo en cuanto cumplí los dieciocho fue lo primero que hice, además como trabajaba pues pude pagármelo sin problema y cuando aprobé es ahí cuando llegaba la decisión de comprar un coche. La verdad que yo no disponía de mucho dinero, ya que no llevaba mucho trabajando y mis ahorros eran más bien escasos, por lo que mi padre decidió comprarme un coche, pero no me lo dijo ya que sería una sorpresa, por lo que cuando lo vi me di cuenta que lo había comprado totalmente a su gusto sin pensar que el coche era para una chica joven.

La cara que se me quedó desde luego fue para enmarcarla, ya que quería que en ese momento la tierra me tragara, y solo pensaba ¿pero cómo quieren que yo monte ahí a mis amigas? Sabía que iba a ser el hazmerreir de todos mis amigos y amigas, fijaos hasta que punto era insensible en ese momento, mi padre súper contento porque yo ya tenía un coche y yo pensando que se iban a reír de mí, eso lo hace la inmadurez de la edad, porque luego después según iba pasando el tiempo me di cuenta que los que se reían de mi coche no llegaron a aprobar nunca el examen y los que sí lo habían aprobado con el paso de los años todavía no tenían coche, por eso es que al final me consideré tan afortunada. Pero claro ese coche ya era de segunda mano cuando lo compró mi padre con el paso de los años fuimos arreglándolo con piezas de desguace y siempre funcionó muy bien pero llega un momento en el que ya por mucho que quieras su vida útil llega a su fin y al final y muy a mi pesar lo tuve que convertir en un coche para desguace acordándome de él por muchos años que pasarán después.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More